domingo, 25 de enero de 2009

El temor que no nos deja avanzar

Temor¿Cuántas veces vimos pasar al hombre o la mujer de nuestra vida frente a nuestros ojos y no supimos que decir?

¿Cuántas veces nos faltó el valor para salvar una relación y en cambio preferimos esconder nuestros miedos en el placard?

Quizás algunas personas nunca se han enfrentado a esta situación, pero para otras es algo habitual sentir el temor al fracaso, antes de intentar siquiera dar el primer paso.

Puede parecer duro para algunos, pero si nos ponemos a pensar en la situación, puede resultar mejor intentar que dejar pasar un momento que quizás nunca se vuelva a dar. Claro está que para quienes la autoestima está demasiado abajo, un rechazo puede ser peor que un puñal en el medio del corazón. Por esa razón prefieren dejar pasar la situación y esperar otro momento que sea más propicio, aunque quizás ese instante nunca existirá, porque el miedo siempre va a triunfar por encima de los deseos de progresar.

No hay una fórmula mágica que nos transforme en lo que no somos, sin embargo la respuesta suele estar en nuestro interior. La búsqueda que nos lleva a revelarnos de lo que somos y no deseamos ser, puede resultar ser la clave que nos lleve a superar esas situaciones y transforme nuestras acciones, para evitar que el freno llegue antes de poder arrancar.

Como muchas otras cosas en esta vida, todo comienza con el deseo de cambiar, buscando en nuestro interior lo que realmente queremos y necesitamos para nuestra vida. Si podemos dar ese primer paso, seguramente estaremos empezando a alejar al temor que no nos deja avanzar.

0 comentarios:

Artículos relacionados


Más vistos