lunes, 5 de enero de 2009

Ex Noche, cuando la luna se acuesta a dormir

Hay tiempos en los cuales la pasión nos supera y la noche es más intensa. Hay relaciones que nos marcan a fuego. Esas que nos hacen conocer y disfrutar cada uno de los secretos de la luna, eterna compañera a la seguimos en todo su recorrido hasta que se vuelve a dormir.

El amor parece más intenso a la luz de la luna. Tiene otro sabor dormirse cuando el sol despierta, luego de una noche de pasión.

Son esas noches donde no existen los relojes, cuando el tiempo vuela y el placer se apodera de todos los sentidos. Sin embargo, esta hermosa sensación que nos envuelve, puede doler en la ex noche …

Otra vez la luz del amanecer
nos encuentra en lo mejor de lo que ya es la ex noche
por el ventanal, todo el resplandor
de esa esfera roja que la gente llama sol
ahora hay que volver, mirar con pudor
el andén tomado por los tipos con sus bolsos
¿cuántos años más de acostarnos al revés
de asistir a cómo se hace calabaza todo?
el tiempo se va
cobra tanta velocidad
con los años aprendí: cuando la pasamos bien, los relojes van a mil
en un rato más van a combatir
un montón de negros capoeira en mi cabeza
vamos a pagar con el cuerpo en cash
los estragos de esta nochebuena en primavera
salimos los dos
seis y veinte y ya pica el sol
tu vestido a plena luz
tiene un aire algo espacial, bajo la mañana azul
cómo va a doler la ex noche.

(Ex Noche - Ella es tan cargosa)

La fotografía que ilustra este texto es de izzard y es compartida bajo licencia Creative Commons.

0 comentarios:

Artículos relacionados


Más vistos