lunes, 16 de febrero de 2009

Cómo dominar la ira

LeonLa ira es ese estado violento que brota desde nuestro interior ante algunas circunstancias que encienden nuestra furia.

Hay personas que tienen la facultad de controlar ese estado, pero también existen otras que lo dejan brotar sin importar el lugar.

Si bien es bueno poder sacar las cosas que nos hacen mal haica afuera, también es importante que eso no nos haga mal a nosotros y a los demás.

Se necesita una buena dosis de inteligencia para comprender la naturaleza de la ira y aprender como dominarla. Pero no hablamos de la inteligencia que desarrollamos en las clases de física y matemática, para estos casos es fundamental saber utilizar nuestra inteligencia emocional.

Está claro que las emociones llevadas al extremo pueden ser nocivas para el ser humano. Desde los pronunciados “bajones” que llevan a la depresión o las exaltaciones que conducen a una persona a la furia desmedida. En esos casos es cuando se hace imprescindible aprender a administrar nuestros estados de ánimo.

Encontrar el equilibrio es la clave que nos permite encausar nuestras emociones, evitando los desbordes que nos hacen mal. Evidentemente, los vaivenes son parte de nuestra vida, pero cuando se vuelven demasiado marcados, hasta el punto que nos hacen sentir mal, es cuando debemos aprender a evitar que sobrepasen el límite.

Cada persona tiene un mundo interior y sobre ese espacio íntimo es donde se debe trabajar para lograr la armonía. Buscar en cada uno de los rincones de ese interior, donde se esconden las cosas que no están encajando bien, y encontrar la manera de que se logre su cauce.

Hay una realidad que indica que la lucha por dominar nuestros sentimientos no es una tarea sencilla, pero con el suficiente entrenamiento emocional podremos hacerlo una práctica que no se convierta en una carga. También es importante destacar, que para la mayoría de las personas las emociones extremas no son un hecho frecuente, sino un desborde al que se llega en determinadas situaciones. Quienes se encuentran ante repetidos episodios de desbordes deben considerar seriamente la ayuda de un profesional que los guie para solucionar el problema.

Es evidente que el control de las emociones es algo que debemos manejar nosotros mismo, decidiendo en cada oportunidad que cosas debemos dejar fluir y cuales otras debemos moderar o evitar que surjan como un vendaval.

Al pensar en la ira, muchos de nosotros recordamos aquella película en la cual se destacó Michael Douglas, llamada Falling Down (Un Día de Furia). En aquel filme, el protagonista afronta una jornada en la cual todo le sale mal, hasta el punto de llevarlo a una explosión emocional violenta.

Quizás la mejor manera de poder enfrentarnos a la ira es lograr tomar un minuto antes de la explosión y analizar el hecho de una manera que nos permita bajar la tensión que provoca la situación. Seguramente eso es lo más complicado ante determinados sucesos, pero sin dudas es la opción que puede evitar el desborde.

El estado emocional que rodea a una persona en el momento que llega a un pico de ira es clave para poder llegar a controlar una emoción violenta. También es importante recordar que cada persona tiene una manera particular de encontrar un cause para sus emociones. Tratar de apaciguar la furia con pensamientos positivos puede ayudar a mitigar las sensaciones negativas.

Para algunas personas tomar un respiro y despejar los pensamientos es la solución ideal. También puede ser muy útil cambiar el escenario en el cual se produjo la explosión emocional y hasta quizás poder charlar con alguien que pueda irradiar energía positiva, y de esta manera lograr cambiar los pensamientos negativos.

Hay personas que logran muy buenos resultados saliendo a caminar o a correr. De esa manera logran poner su mente y su cuerpo en una actividad distinta a la que les produjo el estado de ira.

Explorar la solución que mejor se adecúe a nosotros será fundamental para hallar la clave que nos permita controlar los estados de ira que pueden afectarnos y hacernos sentir mal.

La fotografía que se incluye junto al texto de esta entrada pertenece a la galería de Tambako the Jaguar y es compartida bajo licencia Creative Commons.

1 comentarios:

El Infalible dijo...

muy interesante!!!

http://infaliblemente.blogspot.com

Artículos relacionados


Más vistos