lunes, 20 de abril de 2009

La melodía de aquella canción

Todos tenemos canciones que nos recuerdan momentos de nuestras vidas, melodías que nos trasportan a un lugar especial, que llevamos tatuado en el mejor rincón de nuestros recuerdos.

Los sentidos tienen esa particularidad. La vista es la que nos regala un mundo de colores, el olfato tiene esa fuerza nostálgica que nos emociona, el tacto despierta toda nuestra imaginación, pero el oído tiene esa magia que nos sumerge en el medio de un tiempo y un lugar.

La música es parte de nuestras vidas, desde las canciones de cuna, hasta las baladas que nos erizan la piel y las canciones de cuna nuevamente con nuestros hijos, como un interminable ciclo que siempre vuelve a empezar.

Las canciones marcan etapas en nuestro existir. Nuestra adolescencia es música, es pasión y un nuevo despertar. La música es una compañía que se vuelve más fuerte en ese tiempo, tal es así que se produce una identificación muy fuerte con un grupo o un estilo.

En cada momento de nuestras vidas tenemos una canción elegida, para algunos será siempre la misma, para otros irá cambiando, dependiendo de las vicisitudes de los años.

Pero si de algo no hay dudas, es que todos recordamos aquella melodía, la de la canción que nos cambió la vida … la que nos dibujó una sonrisa en un momento y en un lugar, que nunca vamos a olvidar.

La fotografía que se incluye junto al texto de esta entrada pertenece a la galería de RossinaBossioB y es compartida bajo licencia Creative Commons.

2 comentarios:

Linda Ariana dijo...

Hola Damian
Las canciones nos trae buenos recuerdos vividos que con solo escucharlo se proyentan como una palicula que todo se viene a la mente, es algo maravilloso.
Un abrazo
Linda Ariana

Pluma dijo...

Hya canciones con su propio perfume y temperatura...

Artículos relacionados


Más vistos