martes, 8 de septiembre de 2009

Mentalidad positiva

En positivoVivir la vida es una cuestión de actitud. Y eso depende principalmente de nosotros mismos.

Podemos enfrentar nuestro “día a día” con nuestra peor cara de aburrimiento, o hacer que cada despertar tenga algo distinto que nos haga sentir que estamos vivos.

Es una cuestión de actitud elegir sonreír o permanecer serios ante todo lo que pasa alrededor. Y esto no se trata de vivir de manera “liviana” o reírse de cualquier cosa, por el contrario esto se trata de valorar las pequeñas señales maravillosas que nos rodean a cada instante y que la mayoría de las veces no vemos.

Es una cuestión de actitud seguir el camino perpetuo de las lágrimas o pintar una sonrisa en nuestra cara, al menos de vez en cuando, para acordarnos de cómo era ser feliz. No es pecado reírse y disfrutar, aunque probablemente no hagamos ese ejercicio tan seguido como nuestro cuerpo lo necesita.

Es una cuestión de actitud mirar el futuro de frente sin dejar que se nos escapen los sueños, aunque estén vapuleados y casi quebrados. Soñar con los ojos bien abiertos no es infantil, es una de las cosas que alimenta nuestra fuerza interior y nos permite seguir creyendo en que mañana será un mejor día.

Es una cuestión de actitud, creer en nosotros, en nuestros defectos y virtudes, en todo ese combo que llevamos dentro y nos hace ser quienes somos. La capacidad de confiar en nosotros mismos es la piedra fundamental que nos permite mirar el mundo de manera positiva, ya que sin esa fortaleza es difícil transmitir hacia fuera ese brillo que llevamos dentro.

La fotografía que se incluye junto al texto de esta entrada pertenece a la galería de marfis75 y es compartida bajo licencia Creative Commons.

Artículos relacionados


Más vistos