martes, 10 de agosto de 2010

10 Microcuentos sobre la soledad, la melancolía y el dolor

Abrió sus ojos para sacarse del cuerpo ese invierno eterno de lágrimas encalladas y antiguas melancolías.

Se sentó en la cama y se puso a llorar al contemplarse en soledad frente al espejo, cruel mensajero de la verdad.

Un par de ojos negros que ocultan tristeza. Un pacto de amor. Un beso de sangre. Un renacer y una sed desesperante.

Un deseo animal. La desesperación que se escapa del cuerpo. La furia que no se contiene. Otro grito en la oscuridad.

La tomó del cuello y le mostró que hay detrás del dolor, al tiempo que le robaba el alma.

Abrió sus ojos para soñar despierto y sacarse del cuerpo ese invierno eterno de lágrimas y melancolía.

Un invierno de sensaciones congeló su alma y se sintió como un árbol de raíces secas y frutos caídos en pleno verano.

Le llegó con el viento el triste adiós de las cosas que ya no vuelven más, y le quedó una pena que sólo el tiempo podrá curar.

Sintió todo el peso del mundo sobre sus espaldas, pero juntó las fuerzas para escribir el punto final de su historia.

Y se fue de este mundo de la manera más triste que se puede ir alguien, sin haber sentido jamás lo que es amar.

4 comentarios:

Nurkia dijo...

Amigo
muy buenas letras!!
Un abrazo

Damián dijo...

¡Gracias Nur por tu comentario!
Un beso enorme y mis mejores energías para ti.

Zaes dijo...

wow esto me encantó... pasaré más seguido por aca!

Damián dijo...

Gracias Zaes, espero que disfrutes de este espacio :)

Artículos relacionados


Más vistos